Clicky

Logotipo de Pet Plus
Saltar al contenido
Nutrición superior para todos los perros y gatos porque ¡más vale prevenir que curar!

¿Hay que pasear a un perro con artritis?

Corrales para animales al matadero

Resumen del artículo

Se puede pasear a un perro con artritis, pero los paseos deben ser cortos. Si tu perro tiene artritis, también debes tener en cuenta los problemas de peso, la dieta -alimentación cruda- y también considerar la posibilidad de añadir la natación o la hidroterapia a su rutina.

¡Consiga PET Plus hoy mismo!

¿Hay que pasear a un perro con artritis?

Pasear a un perro que padece artritis ayuda a mantener la movilidad de sus articulaciones. Pero los paseos largos también pueden agravar el deterioro de las superficies articulares y, por tanto, el dolor, por lo que deben ir acompañados de control de peso, cambios en la dieta y agentes terapéuticos.

Caminar es bueno para la moral

Salir a pasear también levanta la moral del perro. Pasar todo el día tumbado en casa sería tan deprimente para tu perro como para ti.

Salir a pasear levanta el ánimo

Al igual que el estado de ánimo de una persona crea su estado de salud, es imprescindible mantener a su perro en un estado emocional positivo. Salir a pasear levanta el espíritu y le da a su perro tiempo con toda su atención. Valore este tiempo con su perro y deje el teléfono móvil en casa.

Caminar ayuda a eliminar las toxinas

En combinación con los tratamientos apropiados, caminar suavemente puede aumentar el suministro de sangre a las articulaciones, incrementando así la cantidad de líquido articular que lubrica las articulaciones, bañando las superficies articulares en líquido rico en nutrientes y ayudando a eliminar los residuos y las toxinas de la articulación. El sistema linfático es fundamental para la eliminación de estas toxinas.

El flujo de la linfa aumenta considerablemente con el movimiento, por lo que caminar suavemente ayuda a que la linfa fluya, reduciendo así la carga tóxica de los tejidos.

Caminar fortalece la musculatura

El ejercicio también fortalece y mantiene los músculos. Unos músculos fuertes alivian la carga de las articulaciones al proporcionarles apoyo y estabilidad. Sin mucha musculatura, las articulaciones son más vulnerables a los daños provocados por los movimientos antinaturales, las tensiones y los esfuerzos.

Caminar fortalece los músculos

El ejercicio sin carga de peso ayuda a desarrollar la musculatura, aumentar el riego sanguíneo y el drenaje linfático, al tiempo que reduce la presión sobre las articulaciones, ayudando a mantener separadas las superficies articulares dolorosamente dañadas.

Hidroterapia

La hidroterapia consigue estos objetivos de forma excelente. Hay varias opciones y el hidroterapeuta formado podrá aconsejar la forma de ejercicio más adecuada para su perro. Al principio, es probable que se le ofrezca al perro un paseo suave y controlado en una cinta de correr mientras flota en el agua
.

El nivel del agua se ajusta para que las patas del perro apenas toquen la cinta de correr. Su perro sentirá que el "suelo" se mueve bajo sus patas y se animará a caminar. Esta actividad suele marcar una profunda diferencia en la progresión de la enfermedad artrítica y en el mantenimiento de la función articular y la movilidad.

También se puede considerar apropiado meter al perro en una piscina de hidroterapia caliente, con un chaleco de flotación, y animarle a nadar hacia usted. La acción de esta "remada canina" completamente libre es vigorizante y alentadora tanto para usted como para su perro.

Además de los beneficios físicos de la hidroterapia, también aumenta su moral y la de su perro. Es una salida agradable y el perro se siente capaz de volver a moverse y, por tanto, se anima.